Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Saber más

La planta desaladora de Doraleh encara su recta final con el arranque de la puesta en marcha.

La planta desaladora de Doraleh encara su recta final con el arranque de la puesta en marcha.

El pasado 14 de marzo, tuvo lugar en la planta desaladora de Doraleh, situada en la capital de Yibuti, el arranque de la puesta en marcha y primeras pruebas de producción de agua potable. Esta es una actuación englobada dentro del proyecto PEPER (Producción de Agua Potable a través de Desalación y Energías Renovables) promovido por la Comisión Europea como parte de la iniciativa comunitaria “Energía Sostenible para todos”.

La construcción de la planta, liderada por el equipo de Tedagua en colaboración con la francesa Eiffage Génie Civil y su posterior explotación durante 5 años, ayudará a mejorar el suministro de agua potable en la región, al incorporar al sistema de distribución los 22.500 m3 diarios que producirá la desaladora, beneficiando a una población aproximada de 200.000 habitantes.

Al acto en la planta asistió el presidente del país, el excelentísimo señor Ismail Omar Guelleh, junto con la primera dama y presidenta de la UNFD (Union Nationale des Femmes de Djibouti), Kadra Mahamoud Haid. A ellos se les unió el director general de ONEAD (Office National de L’Eau Et De L’assainissement de Djibouti) el Sr. Mohamed Fouad Abdo y diferentes personalidades y representantes políticos del país y de Europa.

Todos ellos pudieron presenciar el inicio de las pruebas en la planta y asistir a una pequeña ceremonia de inauguración, donde se destacó, en palabras del Director General de ONEAD, , la transferencia de conocimientos técnicos y tecnología que la agrupación Tedagua - Eiffage había aportado en la construcción de este proyecto. También hubo palabras de agradecimiento por parte del presidente de Yibuti, quien destacó la importancia de la planta para la región y agradeció a todos los implicados su confianza y compromiso con un proyecto social y fuente de desarrollo sostenible como es la planta desaladora de Doraleh.

¿Qué quieres buscar?